jueves, 27 de marzo de 2008

¿Lo bueno es siempre breve?




"No importa que la sensación sea triste o hasta desagradable,
pero cuando me voy de un sitio me gusta darme cuenta de que me marcho. Si no luego me da más pena todavía"



Hace pocos días me vino a la cabeza esta magnifica frase, que se encuentra entre las páginas de uno de mis libros preferidos, “El guardián entre el centeno”. Siempre me había parecido muy acertada pero ahora la interpreto más allá. Puedo afirmar que me siento identificada totalmente con lo que quiere expresar, ese tono casi masoquista de querer ser totalmente consciente de que algo bueno está terminando y de que no volverá.

Vendrán otros, eso está claro, pero el mismo no, esa es la gracia de las cosas a las que llamamos IRREPETIBLES.

Siempre me he caracterizado por ser una persona bastante melancólica y nostálgica. Tiendo a recrearme en los momentos que acabo de vivir, las personas que me han acompañado, los lugares que acabo de abandonar, siempre con una sensación agridulce en mi interior..


Volviendo a la lectura. Siempre he pensado que la sensación que te deja el terminar un libro es muy parecida a la que se siente con un viaje, es esa mezcla entre la incertidumbre de la ida y la melancolía que te deja el regreso.

Terminas un libro que te ha llenado mucho, que te ha enganchado y que tenias ganas de saber como concluía, pero cuando llegó el final te hubiese gustado que continuase.

Personalmente los libros que de verdad me gustan son aquellos que cuando acabas de leerlos piensas que ojalá el autor fuera muy amigo tuyo para poder llamarle por teléfono cuando quisieras.

Son esos con los que se te crea un vínculo fuerte y cuando escuchas aunque sea el título, este te evoca el momento en el que lo leíste, incluso puede que recuerdes donde y cuando fue exactamente.

Tiendo ha ser muy trascendental con los acontecimientos, especialmente con los buenos. Y eso es exactamente lo que me ha pasado desde que regresamos de nuestro viaje.

Pero soy así con todas las cosas de mi vida, desde las vivencias que están en mi memoria hasta las cosas materiales...todo aquello que me recuerda a un momento feliz me provoca un nudo en el estomago que necesita de unos minutos para desaparecer...


Eso si, para que la emoción que me provoca sea verdadera tiene que tratarse de algo que haya sido bueno de verdad, no sirven los momentos que fueron mágicos y luego se ensuciaron de disgustos, despropósitos y que terminaron mal...esos no me provocan tristeza, sino desprecio, es más, una vez superado el problema, ya no me emociona, lo destierro.

Demasiado dosis de melodrama si no fuera así.

Seguro que a cada uno de vosotros / as os ocurre una sensación similar pero con algo diferente, algunos será con una fotografía, una canción, un perfume...

No os creías que es cosa solo de los libros, a mi también me pasa con todas esas cosas! jejeje
En ocasiones peco de ser excesivamente emotiva lo se, pero sino no sería yo ;)


Fins aviat.
Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa


Listening: Baila Mi Corazón (Belanova)



5 comentarios:

Betty dijo...

Aquesta és la Sònia que conec: la Sònia que s'aferra a allò que viu i no ho deixa anar quan s'acaba; la Sònia que rememora els bons moments a cada instant quan aquests ja han passat, quan han deixat de ser; la Sònia que a vegades, com tu bé dius, peca d'emotiva quan abandona una gran experiència deixant-se perdre les encara millors que estan venint o per venir... D'una reflexió com la que has fet n'has d'extreure una conclusió molt important: el que és bonic i t'impregna de felicitat ho has d'experimentar al moment i quan hagi passat, mantenir-ho únicament en la memòria per seguir gaudint del que et depara la vida!

Mare meva, realment a Riviera Maya et vas emportar un/a gran fotògraf/a! Em pots donar el seu número que també vull fotos com aquesta en futurs viatges que faci? Hihihihihi...

Una abraçada!

d.m.g dijo...

Leí ese libro hace años y me gustó mucho, pero no recuerdo esa frase...la verdad es que no tengo mucha retentiva!

Joer que mal que no haya triunfado mi propuesta, tendré que buscar mejores planes está claro xD

Nos vemos

Irene dijo...

Nunca he leido ese libro, ya sabes...tampoco voy en bus y no tengo tiempo para leer :S, pero realmente te describe a la perfección!

Siempre recordaré el lunes de pascua, del año pasado, después de pasar 4 días juntas todo el día, q al despedirte te brillaban los ojos.
Si es que eres un amor!!!!!!!!!!!!!

Y esta manera de ser, te hace especial, pero lo más importante...ÚNICA!
Así que no lo cambies nunca, eh?
Sin esas melancolías y esas "ñoñerías" no te querría tanto (o no?)

Y, por otra parte, me encanta ese sentimiento de rechazo hacia todo lo que haya sido malo, ya sea un libro o...

Esta es mi Sonia! La Sonia que añoraba, la Sonia que adoro, la Sonia que quiero como a nadie, la Sonia que es mi mitad (rollo media naranja xD)

Nos vemos en breve (pero no en costa breve, esta semana toca Razz!!!!!!!!! :D)

Un besazo amor!!!!

P.D.: Si te sirve, a mi tb me está empezando a pasar esto de rechazar todo lo que no haya cumplido mis expectativas (pillas por donde voy?). No sé si es bueno o malo, pero es lo que hay.. :P

TEMMMMMMMMMM!

yas* dijo...

Ei guapi!

Te mandado el mail que me pediste y de paso me he dejado caer por aquí para leerte que ya sabes que me gusta mucho!

Me voy de finde así que ya sabes lo que eso supone...que el lunes necesitaré una dosis de café de las nuestras!

Muchos besitos!

Anónimo dijo...

SECURITY CENTER: See Please Here