lunes, 3 de diciembre de 2007

Cinco minutos más...



A veces tengo la sensación de que algunos episodios de mi vida han sido como un sueño...

Nunca habéis sentido en algún momento incluso sabiendo que lo que te daban era real, que no vivias del todo la realidad?

Las vivencias son como los sueños. Y como ellos, los hay buenos y malos.

Hay días que te despiertas empapado en sudor por culpa de una pesadilla y otros en los que esquivas cualquier amago de moverte de la cama para poder seguir recreándote en aquello en lo que andabas inmerso mientras dormías...

Los buenos sueños son aquellos que recuerdas con cariño a lo largo del día, que te arrancan una sonrisa aunque no te apetezca o que te hacen reflexionar...

Una persona experta en la materia me explicó que el cerebro necesita resetearse cada noche y que lo hace mientras dormimos. De ahí viene que descarguemos nuestros pensamientos en el subconsciente y que este los materialice de diferentes formas.
Hace que cuando estamos preocupados por algo suframos un sueño angustioso o que cuando estamos enamorados soñemos con esa persona en cuestión o en general con lo que mantiene nuestra mente ocupada durante el día...


Pero hay un momento en el que por fin despertamos del sueño y chocamos de nuevo con la realidad, volvemos a por todo aquello que durante esos momentos de irrealidad habíamos dejado en stand by...y lo bueno es la sorpresa que obtenemos al retomarlo...

Puede ser que lo que estábamos viviendo nos hiciera sentir como la persona más especial del mundo y que el golpe al caerte de la cama duela tanto que te cueste un esfuerzo enorme levantarte...

Pero...a veces...podría ser que el sueño solo fuera una pesadilla y la realidad de delante de nuestros ojos fuera más valiosa que como la veíamos antes de despertar...

Nadie conoce cual será el resultado...

Hay una sensación, en el momento en que te despiertas, y es la misma que experimentamos cuando algo acaba...y es que pese el resultado haya sido bueno o malo te lleva a preguntarte..realmente esto lo he vivido? me ha pasado de verdad?

Con esto no pretendo decir que lo vivido no sea cierto o que vivamos una mentira, solo es que la sensación de vació que te deja un final inesperado es como si te hiciera replantearte si las cosas han ocurrido de verdad...

Supongo que el considerar algo como un sueño o como algo real depende de su duración...como más corto pero intenso es el momento más acertado es catalogarlo como tal...

Como todo en esta vida, para archivarlo en un lado o en otro de tu memoria necesitas que pase el tiempo. Solo con el transcurso de este obtenemos la objetividad necesaria para poder decir que fue lo que vivimos....


Pero al final de todo...que mas da que fue si nos hizo felices?


Listening: Miedo (M-Clan)

2 comentarios:

Irene dijo...

Hay veces que dices : vivir de sueños no es bueno.
Soñar despierta...

Y es que creo que los sueños sirven para evadirnos.

Los sueños mientras duermes son producto del subconsciente.

Los sueños cuando estas despierta, son producto de tu fantasía y sirven para evadirte de la dura realidad.

Sinceramente pienso que la gente que no sueña despierta o no imagina cosas, es porque lo tiene todo ( o cree tenerlo ).

En cierta manera, los envidió, pero en realidad...a mi me encanta el momento en que imagino, recuerdo, pienso... SUEÑO!

Al despertarte y volver a la realidad, te caes ( como digo yo ) de un quinto.
Pero, siempre acabas levantándote, así que...se feliz mientras sueñas!!!!

P.D.: Pedazo de rollo por ser las 9h 47m de un lunes, después de un finde...caótico?? :S

Muaaaaaaaaaaaaaaacks!

Q te quieru!

Roger dijo...

Menys escriure i més fer estiraments!

Es conya que soc testimoni que practiques el "men sana in corpore sano" jeje

Dimecres t'espero que no compta com a pon eh!